Sin categoría

Compartir

Ha sido un tiempo largo desde la última vez que escribí aquí. Mis ocupaciones han aumentado considerablemente y no considero posible poder escribir regularmente. Pero eso es lo que me gusta hacer: escribir, ser creativa, compartir.

Para mí fue muy difícil elegir una carrera: tengo tantos intereses y pensaba que debía elegir solamente un área de ellos. Pero he comprendido que en lugar de contraponerlos, puedo hacer lo que me gusta mezclándolos. Un ejemplo: Me encanta la jardinería, y recientemente hice con mis alumnos un proyecto de ello.

Pero puedo ir más allá. Hay tantas personas que se dedican a más de una cosa, y logran un impacto mayor.

Hace unos años me enamoré de enseñar. Y para ser honesta nunca pensé que fuera a gustarme. Una amiga me pidió que cubriera a un maestro mientras resolvía su situación migratoria. Era sólo por unos días. Pero Dios tenía un plan mayor: el maestro nunca volvió y yo estoy cumpliendo mi tercer año en el colegio. Las mejores horas las paso frente a mis alumnos. He aprendido mucho sobre educación desde entonces, lo que me ha permitido definir lo que quiero y lo que no quiero ser. Disfruto de alimentar la creatividad de mis alumnos y de conocerlos más cada día.

Puse un estudio de pilates, sistema en el que creo y confío para mejorar la salud física y mental. Me certifiqué como instructora y estudié bastante. Pero no preví que el invierno en nuestra cultura significa sedentarismo y rechazo a cualquier tipo de ejercicio. Es algo que hay que cambiar, un motivo para luchar, pero no tenía ni los recursos económicos, ni el tiempo para hacerlo en este año. Por lo que tuve que cerrar. Me duele en el alma hasta la fecha, pero confío en que lo que ya creé, pueda retomarlo en el futuro con mayor fuerza.

miedo-a-la-epoca

Y mi blog quedo interrumpido. Mi búsqueda de la belleza en la vida diaria y mi sed de compartir valores que creo que pueden cambiar nuestras comunidades. Mucha gente cuestiona mi acercamiento a las redes sociales. ¿Por qué compartir? ¿Por qué dejar que mis redes sean abiertas? Soy una maestra, no debería de comportarme como adolescente. Pero ahí está la cuestión. Facebook tiene diez años, ya no es sólo para adolescentes. Las redes sociales son las nuevas bibliotecas de cultura, la información está mezclada con memes y chistes. Tenerle miedo a las redes es tenerle miedo a nuestra década. Y yo no puedo hacer eso.

No soy una persona que siga el camino convencional. Y por primera vez estoy orgullosa de ello. Tampoco soy una rebelde. Pero creo que es hora de compartir de nuevo, para que otros puedan conocer que la vida no es cuadrada, y no por eso es mala.

Anuncios

¿Qué opinas de este post? Me encanta saber tu opinión y que me dejes el link de tu blog, pero no hago follow for follow. Si visito tu blog y te sigo es porque me gusta, no porque espero algo a cambio, y viceversa.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s